NUTRICIÓN ENTERAL EN PREMATUROS

NUTRICIÓN ENTERAL EN PREMATUROS
  • Versión
  • Descargar 36
  • Tamaño del archivo 3.26 MB
  • Fecha de creación abril 8, 2021

El bajo peso al nacer y la restricción de crecimiento intrauterino (RCIU) se asocian a una elevada
morbimortalidad perinatal. A pesar de los avances en el cuidado prenatal y las acciones de
prevención, dichas situaciones continúan siendo problemas de gran importancia en países en
desarrollo. Las dificultades en el aspecto nutricional no se inciian sólo con el nacimiento de un
prematuro (RNPT) de un prematuro de bajo peso (RNPTBPN) o de un prematuro de muy bajo
peso (RNPMBPN), sino fundamentalmente con la situación nutricional de la madre. La presencia
en la embarazada, de déficit nutricional de macro y/o micronutreintes, según en qué momento se
produce y durante cuánto tiempo actúa, se asocia a elevada morbimortalidad materna, fetal y bajo
peso al nacer como expresión de RCIU y prematurez. El déficit nutricional en la vida intrauterina
genera en una etapa crítica del desarrollo, una adaptación fetal a través de cambios programados:
cardiológicos, metabólicos, endócrinos y epigenéticos, que repercuten a largo plazo en edades
avanzadas. Se ha vinculado el bajo peso al nacer con mayor frecuencia de hipertensión en la
adolescencia y la adultez, enfermedad coronaria, resistencia a la insulina, diabetes, hiperlipidemia
y obesidad (1). Por lo tanto, es de gran importancia jerarquizar el soporte nutricional para lograr un
ritmo de crecimiento y una composición corporal similar a la de un feto normal, a la misma
edad gestacional o al tercer trimestre de gestación, con la calidad, cantidad y tipo de nutrientes
que favorezcan el crecimiento postnatal adecuado (2). Los principales objetivos de la nutrición
temprana son mantener una adecuada masa corporal y densidad ósea, optimizar el neurodesarrollo,
prevenir complicaciones y colaborar con una buena salud en la adultez (1). Para una correcta
valoración del crecimiento de los RNPT debe tenerse en cuenta el estado nutricional y la velocidad
del crecimiento, considerando que estos factores son marcadores relevantes de salud.
Caben, por otro lado, ciertos interrogantes: ¿Todos los prematuros deben cumplir con un determinado
ritmo de aumento depeso, estatura y perímetro cefálico?, ¿Se conoce el ritmo ideal?,
¿cuánto es poco o mucho?, ¿existen estándares de referencia?

 

Para más información descarga nuestro material en PDF.

Artículos recomendados